28 de mayo de 2010

Me he mirado en tu espejo,

video
Me he mirado en tu espejo,
y aunque no haya visto moretones en el rostro.
Sentí el miedo y el temor tan dentro de mi alma
que me ha hecho estremecer.
Donde me sentía tan ligera y cómoda,
siendo lo que siempre he sido en la transparencia
Hoy guardo recelo,
sintiendo temor de poder decir algo que mal interpreten
detonando las furias en un derrame de palabras hirientes
que jamás alguien me haya dicho.
Me he mirado en ese espejo de mujer violentada,
siempre fiel a la espera de un cambio que no llega.
De una promesa de nunca jamás.
Siempre temerosa del nuevo golpe que le rasgue la piel, la cara y el alma.
Como se lastima un sentimiento cuando la razón se pierde,
el corazón silencia y sólo la irracionalidad se abre camino.
No sólo el golpe lastima,
creo que con el tiempo las marcas no son visibles,
una palabra es más que un puño cerrado que lacera el alma
y debilita la esencia de lo que recién comienza a nacer.
Siento miedo de vivir lo que jamás viví,
y si por amar se debe morir cada día,
prefiero entonces vivir antes de morir a cada instante.
Frente a ti me sentí extraña,
midiendo las palabras por temor,
pensando que decir o no,
y ante eso preferí observar sin pronunciar palabra.
Nadie puede dejar de ser lo que tan sólo es.
Miles de imágenes pasadas me llevaron a hacer la similitud y no las vi,
pues nunca una palabra me ha herido tanto,
las dudas me hayan lastimado inmenso.
Me sentí extraña ante esos miedos,
pues no solo el golpe lastima,
las palabras dichas y expuestas como rayos de sol,
no se pueden disipar luego de dichas.
Miro mi cúpula de cristal en la cual he vivido y veo rayones nuevos,
no deseo vivir inmersa en el temor de que ella se vuelva fragmentos ante tu ira.
No quiero vivir con la sensación de que hacer o no,
que decir o no, pues tan sólo jamás he sido tan actuario
para hacer algo y no dejar rastro de lo que hago,
pues mi lema siempre ha sido.
No hacer nada de lo que luego sienta miedo de decirlo o me avergüence,
o simplemente no lo pueda contar.
No quiero verme en tu espejo mujer,
a quien con dulzura y afecto te respeto,
de ti aprendo que no solo el golpe lastima el cuerpo,
también fisura el alma y la dignidad.
Las palabras no se las lleva el viento
mas si se siembran en el alma
y sus brotes son hiedra
entre las flores que un día brotaron
para que su aroma arropara los sueños.
Centenas de Mujeres, niños e incluso Hombres
sufren silenciados el drama de la Violencia en el Hogar.
Permanecemos entumecidos ante el temor,
ante el asedio sentimos la culpa y la vergüenza.
Nadie nació para ser humillado,
encarcelado en libertad,
por esos murmullos silenciados,
por esas Mujeres, Hombre y niños,
me tomo el tiempo de ser eco de sus dramas.
Llamado de consciencia,
NADIE MERECE UNA LAGRIMA,
UN DEJAR DE SER ,
UNA PRISIÓN DE PUERTAS ABIERTAS,
PARA SER AMADA
POR QUIEN NO SABE EL VERDADERO SIGNIFICADO DEL AMOR.

Nunca Termina la vida....Solo un capitulo de ese vivir.



Historias que se van escribiendo en las páginas de nuestra propia existencia, caminos que describimos y que aderezamos con los sabores que más nos guste, que engalanamos con nuestros mejores trajes, sonreír o llorar es nuestra opción. Vivir el reto que cubro con el fragor de la Luna.
Acompañada con quien a mio lado desee caminar,surcar el cielo en cada alvorada, reposar en cada crepúsculo.
María Lasalete Marques ®

Extended Network Banners